Avenida Barcelona, 152-154 | Igualada | Barcelona

Beneficios y desafíos de la intralogística

La intralogística, clave en los almacenes

La gestión de los procesos internos de producción y de distribución es una de las partes más complejas de la empresa. Primero, porque integra muchas piezas distintas y, segundo, porque siempre existen imprevistos.

Además, la forma en la que se manejan estos procesos determina los costes operativos, el aumento o descenso del volumen de servicio de atención al cliente, la gestión del inventario y, en general, la situación financiera de la empresa.

En la publicación de hoy, desarrollamos el concepto que se enfoca en la optimización y automatización dentro de los centros de distribución.

¿Qué significa intralogística?

Entendemos la logística como la capacidad de mover materiales de un punto A a un punto B de forma eficiente. La intralogística va un poco más allá y mejora la eficiencia dentro de centros de distribución o almacenes.

Definida por VDMA 2004, la intralogística es el proceso que conecta los sistemas internos de producción y distribución. Los conecta para facilitar las tareas. Para ser más precisos, la intralogística sirve para manejar de manera eficiente las operaciones de un almacén.

Más sencillo aún: la intralogística es una parte de la cadena de suministro, que recoge todos los movimientos de la mercancía dentro de la empresa, desde la llegada de la materia prima hasta su envío, pasando, entre otros, por el proceso de producción.

Una buena aplicación de las herramientas de intralogística flexibiliza el negocio. Y además, reduce costes, minimiza inventario y mejora los tiempos de producción y envío.

La intralogística incluye tareas como:

  • La planificación de las llegadas de mercancías.
  • La automatización de la tecnología de transporte en el almacén.
  • El flujo de materiales.
  • Los envíos.
  • La optimización de las máquinas.
  • Etc.

¿Y la intralogística 4.0 qué es?

La intralogística 4.0 es una versión avanzada de la intralogística, que surge de los avances tecnológicos. En concreto, hay tres tecnologías que han mejorado su desarrollo:

  • El Big Data, ya que, facilita el análisis del funcionamiento del almacén en tiempo real y brinda datos en tiempo real.
  • Los robots logísticos, que agilizan los procesos de la cadena de suministros.
  • La automatización de equipos y sistemas, puesto que, permite aprovechar mejor el espacio y el volumen de los recursos y, en consecuencia, se traduce en una mayor productividad y eficiencia.

Tanto la intralogística como la intralogística 4.0 suponen un gran avance para las empresas. Una estrategia intralogística bien definida y puesta en marcha se traduce en un almacén bien organizado y, a la larga, en menos costes.

Beneficios de la intralogística

Algunas de las razones por las que los negocios con almacenes y centros de distribución deberían beneficiarse de la intralogística son:

Reducción de los costes

La intralogística lleva implícito el movimiento eficiente de mercancías. Esta eficiencia se traduce en menos exceso de inventario, menos horas del equipo desperdiciadas, un mejor tiempo de comercialización del producto y, en consecuencia, menores costes en general.

Una gestión adecuada de la intralogística:

  • Minimiza el espacio de almacenamiento necesario, lo que puede reducir el coste de alquiler, por ejemplo.
  • Optimiza los procesos de almacenamiento, transporte y distribución de productos.
  • Reduce los errores en la entrega y la distribución de productos, minimizando los costes asociados por devolución y rechazo.
  • Disminuye los costes de sobreproducción y/o falta de inventario.
  • Mejora la satisfacción del cliente y elimina costes asociados a pérdidas o malas gestiones de tiempos.

Mayor seguridad 

La seguridad en el lugar de trabajo y la eficiencia humana son primordiales en cualquier almacén o centro de distribución. 

La intralogística facilita la automatización de casi todas las tareas que no requieren de la atención directa de las personas, sobre todo, aquellas tareas potencialmente peligrosas.

Desafíos dentro de la intralogística

Por supuesto, la intralogística también implica ciertos riesgos que hay que tener presentes.

En principio, la intralogística solo se refiere a procesos internos, dentro de los almacenes y centros de distribución de las empresas. No obstante, estos procesos internos se ven influidos por factores externos, como tendencias, periodos de vacaciones, etc.

A grandes rasgos, los grandes desafíos de este campo son:

El crecimiento del comercio electrónico

La complejidad del comercio electrónico no para de aumentar.

En los últimos años, la forma en que se gestionan los pedidos y los medios de distribución se han modificado por completo: los consumidores quieren entregas en el mismo día, disponibilidad de productos sin esperas, personalizaciones complejas, etc. Esto requiere velocidad, atención al detalle y garantías de calidad.

De ahí la necesidad de continuar adaptando las instalaciones de producción y los centros de distribución.

La aplicación de la intralogística nunca termina y debe actualizarse continuamente, en función de las necesidades.

Globalización

El mundo cada vez más interconectado y la creciente escasez de materias primas están aumentando la competitividad en el mercado global.

Las empresas han de internacionalizarse en algunos aspectos y apostar por lo local en otros.

La gestión de la eficiencia energética

Las operaciones logísticas actuales se enfrentan a la necesidad de ser eficientes energéticamente.

La automatización y las nuevas tecnologías ofrecen numerosos beneficios, pero implican elevados consumos de energía.

Es necesario apostar por herramientas eficientes, diseñadas para optimizar procesos y tareas, también desde un punto de vista sostenible, aunque no siempre real.

Solicita un presupuesto

De conformidad con la ley de protección de datos, la información que nos facilites será utilizada para contactar contigo en referencia, únicamente, a las actividades que Intarex, S.L realiza y en respuesta a tus consultas puntuales.

Política de privacidad