Avenida Barcelona, 152-154 | Igualada | Barcelona

¿Es el probador virtual el futuro de la industria de la moda?

Probador virtual

Las personas que todavía no compran ropa online no lo hacen porque necesitan ver cómo les quedan las prendas.

Por suerte, la tecnología está avanzando y ya es posible probarse ropa cómodamente desde casa. 

Hoy hablamos de cómo las marcas pueden hacer más cómoda esta tediosa tarea. 

Comprar ropa de forma online 

Cada vez más personas compran online a diario. Según las últimas estadísticas, los consumidores demandan facilidad y conveniencia en sus compras, por eso utilizan internet sin importar el producto o el servicio. 

Si bien es cierto que todavía existe cierta reticencia a comprar algunos artículos online, como las gafas, también lo es que cada vez más usuarios se atreven.

La tecnología y los probadores virtuales tienen mucho que ver en este cambio, ya que, permiten que el usuario vea cómo le quedan diferentes prendas y estilos desde la comodidad de su casa.

La tecnología de prueba virtual hace posible probarse cualquier prenda o accesorio en tiempo real sin tener que tocarlo físicamente. De este modo, permite que el consumidor elija tranquilamente entre una mayor variedad de prendas. Y, en general, facilita la toma de una decisión más segura.

Las tiendas online que ofrecen probadores virtuales en sus sitios web, en sus aplicaciones o incluso en su tienda física ayudan a sus clientes a agilizar la decisión de compra. Además, les facilita visualizarse con las prendas a su propio ritmo y sin necesidad de tocar físicamente los productos. 

Por otro lado, desde la perspectiva de la empresa. Este tipo de soluciones les permite contar con inventarios más amplios y mejorar la experiencia del cliente (si necesitas ayuda con la gestión de inventario, podemos ayudarte).

¿Qué es un probador virtual?

Un probador virtual es una aplicación informática, basada en realidad aumentada, que superpone imágenes no reales sobre la realidad. Sirve para mostrarle al usuario cómo le quedaría una prenda de ropa, un par de gafas, un cambio de color de pelo, maquillaje, etc. 

Para el usuario, un probador virtual se traduce en:

  • Conveniencia y comodidad: el probador virtual facilita la experiencia de compra, el cliente no se siente presionado para tomar una decisión en el momento y tiene más tiempo para explorar.
  • Más opciones: en general, el cliente encontrará más colores, estilos y modelos. Y podrá encontrar su verdadero estilo.
  • Rapidez y ahorro: el usuario ahorra tiempo y dinero en desplazamientos o cambios.
  • Lealtad a la marca: ofrecer a los clientes una experiencia de prueba virtual aumenta el valor de la marca y la experiencia de compra del usuario. Por lo que es más probable que vuelva a comprar.

¿Cómo funciona un probador virtual?

Es muy intuitivo. El usuario solo necesita un dispositivo con cámara, y acceder a la plataforma de la tienda en cuestión; o un espejo con esta tecnología integrada.

La tecnología de realidad aumentada hace el resto. El software irá guiando al usuario hasta que se vea a sí mismo en pantalla. Siguiendo las opciones disponibles, podrá ir seleccionando prendas, mientras que la aplicación las irá superponiendo sobre su imagen en tiempo real (funciona igual que cualquier filtro de redes sociales).

Los clientes pueden navegar por toda la variedad de prendas que tenga la tienda y hacerse la idea de cómo se ajustan a su cuerpo (y, por supuesto, completar la compra sin salir de la aplicación).

Tipos de probadores virtuales

Existen tres tipos de probadores virtuales. Los tres se enfocan en crear una experiencia de compra cómoda y atractiva y atractiva, tanto online como en la tienda:

Probador virtuales en tienda física

Se trata de espejos en los que se integra la tecnología de los prueba virtual. El cliente puede probarse los artículos, y ver cómo le quedan en el espejo, sin tocarlos.

Con estos espejos, el usuario puede ver cómo se ajusta la prenda a su cuerpo sin tener que cambiarse de ropa.

Probador virtual en app móvil

Al igual que en un espejo, el probador virtual en una aplicación móvil permite al usuario verse a sí mismo en la pantalla de su móvil con el atuendo seleccionado.

Probador virtual de escritorio

En la modalidad de ordenador o tablet, el usuario puede ver si un producto le queda bien o no en tiempo real gracias a la webcam.

Durante las compras online, los probadores virtuales de escritorio actúan como espejos digitales.

Los beneficios de los probadores virtuales

El probador virtual se traduce en “prueba antes de comprar”, por lo que brindan una experiencia cómoda a los compradores indecisos que necesitan cierta tranquilidad para tomar una decisión de compra segura. 

Si bien es cierto que los probadores virtuales mejoran considerablemente el proceso de compra de los usuarios, lo cierto es que los negocios pueden verse incluso más beneficiados con su implementación.

Algunos de los beneficios más destacados de implementar un probador virtual en tu negocio son: 

Aumento de las ventas

Las experiencias de compra divertidas y sencillas de usar impulsan las ventas.

Un probador virtual facilita la compra del usuario porque le permite tomar una decisión de forma más cómoda, sin presión, y hasta le permite pedir opinión. 

Oportunidad de cross selling

Relacionado con el aumento de las ventas, otro gran beneficio de añadir un probador virtual en un negocio es la posibilidad de añadir funcionalidades y ventas cruzadas.

Si un cliente está buscando un prenda, se le pueden sugerir combinaciones u otras prendas complementarias. Para los usuarios más cómodos, esto es una gran ventaja porque les permite acabar antes.

Descenso de las devoluciones

En el modelo de la marca la prenda se ve perfecta, pero en uno mismo no se ve igual. Ofrecer la oportunidad de probar la ropa virtualmente permite a los clientes visualizarse con la prenda. E incluso experimentar con diferentes estilos, lo que ayuda a reducir significativamente las devoluciones. 

El probador virtual hace las decisiones de compra de los usuarios más claras.

Nuevas vías de promoción y fidelización

Probar algo virtualmente es una experiencia divertida que se presta a ser compartida y enviada a amigos y familiares. Ofrecer la posibilidad de compartir las fotos de las pruebas a través de redes sociales, te puede ayudar a difundir tu marca y tus productos de forma gratuita. Si lo haces bien, puede tratarse de promoción gratis. Es un gran marketing para tu marca.

Inventario digital

Los probadores virtuales permiten mostrar todo el inventario sin restricciones de tallas, colores, estampados, etc. Los clientes pueden seleccionar el producto más les convence dentro de toda la colección.

Cuéntanos, ¿qué te parecen los probadores virtuales para mejorar la experiencia de tus clientes?

Solicita un presupuesto

De conformidad con la ley de protección de datos, la información que nos facilites será utilizada para contactar contigo en referencia, únicamente, a las actividades que Intarex, S.L realiza y en respuesta a tus consultas puntuales.

Política de privacidad