Avenida Barcelona, 152-154 | Igualada | Barcelona

Moda y tecnología: tendencias para reducir el impacto medioambiental del sector

Las técnicas usadas actualmente en la industria de la moda tiene un coste medioambiental elevadísimo. Actualmente las nuevas tecnologías que se están aplicando son la evolución hacia la sostenibilidad que el planeta necesita.
moda y tecnologia para la sostenibilidad

La tecnología de la moda tiene un coste medioambiental elevadísimo. Por suerte, moda y tecnología pueden unirse para cambiar la forma actual de hacer las cosas en pro de la sostenibilidad. Te contamos cómo.

Un alto coste medioambiental, humano… y económico

¿Sabías que el sector de la moda genera el 20% del gasto de agua mundial y el 10% de emisiones de carbono a nivel global? De hecho, es la segunda industria más contaminante detrás de la industria aérea. 

La industria de la moda genera casi cien millones de toneladas de residuos textiles. Además, en la fabricación de cada prenda se consumen cantidades monstruosas de agua, se generan emisiones de CO₂ y se utilizan productos químicos tóxicos.

¿Y todo para qué? Diferentes estudios revelan que tres de cada cinco prendas de ropa se utilizará durante menos de un año antes de tirarla a la basura. ¡Muchas de estas prendas ni siquiera llegarán a estrenarse!

Además del fuerte impacto medioambiental hay que hablar de coste económico. Se calcula que cada año se pierden hasta 500 billones de dólares por no desarrollar planes de reciclaje de las prendas.

Si además tenemos en cuenta las condiciones de trabajo en las fábricas donde se produce la mayor parte de la ropa que consumimos en el hemisferio norte del planeta, llegaremos fácilmente a una conclusión: las cosas tienen que cambiar… ¡con urgencia! 

Algo está cambiando

Los consumidores empiezan (empezamos) a ser conscientes de esta situación y de la necesidad de adoptar hábitos de consumo más responsables. Además de la tendencia de comprar ropa de segunda mano, exigimos cada vez más compromiso medioambiental a las marcas, así que definir políticas responsables con el medioambiente es ya un argumento de venta. 

Los grandes gigantes de la moda están desarrollando algunos programas con diferentes objetivos relacionados con el reciclaje, la producción eficiente y la reducción de vertidos de sustancias peligrosas en la naturaleza.

La tecnología al rescate de la moda

Las nuevas tecnologías están aplicándose para cambiar todo el proceso de producción y venta de la ropa. Gracias a la tecnología es posible diseñar procesos productivos más limpios, reciclar fibras o reducir el gasto de agua en la fabricación de las prendas.

Por ejemplo, la firma Mango está trabajando en diferentes proyectos que implican utilizar la tecnología para mejorar la sostenibilidad. Uno de ellos consiste en implantar contenedores inteligentes capaces de premiar a los usuarios que más prendas entreguen para reciclar.

Blockchain para rastrear la cadena de aprovisionamiento

Algunas marcas han empezado a registrar los eslabones de las cadenas de aprovisionamiento con tecnología blockchain. 

De esta manera se consigue la máxima transparencia, ya que la tecnología blockchain permite al consumidor final rastrear los pasos que sigue cada producto y de dónde viene, haciendo que todos los registros sean inalterables y permanentes.

Ecoalf y el plástico de los océanos

Ecoalf, cliente de Intarex, es una empresa pionera en la transformación de residuos para producir ropa. A partir del reciclado de plásticos Pet y otros, logran transformarlos en tejidos. Este proceso comporta la reducción del 20% del consumo de agua, la reducción del 40% de la energía destinada y la reducción del 50% de la emisión de CO2 para producir una prenda.

Stella McCartney y el big data

Esta diseñadora está fuertemente comprometida con la moda sostenible. En 2019 se alió con Google Cloud para utilizar el análisis de datos y el machine learning para generar la información que permita a las marcas conocer el impacto medioambiental de su proceso productivo.

Y es que en el mercado de la moda intervienen tantos proveedores y vendedores desde todas las partes del mundo que resulta muchas veces complicado para las marcas conocer toda la información sobre su propia cadena de abastecimiento.

Tecnología láser en los vaqueros de Springfield

En la fabricación de sus pantalones vaqueros, esta marca española utiliza tecnología láser para lograr el efecto desgastado y ozono para oxidar el denim y conseguir diferentes tonos. 

De esta manera consiguen reducir drásticamente el consumo de agua y eliminar de la ecuación productos tóxicos tales como la lejía y el cloro. 

En general, los avances tecnológicos están sirviendo a las marcas para reducir significativamente los consumos de agua y energía así como el uso de productos químicos. La unión de moda y tecnología es sin duda una buena noticia para el planeta.

Solicita un presupuesto

De conformidad con la ley de protección de datos, la información que nos facilites será utilizada para contactar contigo en referencia, únicamente, a las actividades que Intarex, S.L realiza y en respuesta a tus consultas puntuales.

Política de privacidad