Scroll Top
Avenida Barcelona, 152-154 | Igualada | Barcelona

Qué es y cómo afecta la descarbonización

Qué es la descarbonización

¿Has escuchado hablar de la descarbonización?

En los últimos años, hemos experimentado cambios de temperatura más bruscos que nunca. No hay duda de que el cambio climático se está intensificando y, a estas alturas, todos lo hemos notado. De ahí la importancia de tratar de reducir las emisiones de gases y estabilizar el clima antes de que sea demasiado tarde.

En el artículo de hoy, le ponemos nombre al proceso de reducción de emisión de gases y ahondamos en cómo afecta a la industria manufacturera.

¿Qué es la descarbonización?

La descarbonización es el proceso de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmosfera de forma paulatina, hasta reducirlas completamente, con el objetivo de paralizar el cambio climático y sus efectos. Supone el paso de los combustibles fósiles a las energías renovables.

Se trata de un proceso complejo, que implica una transición gradual hacia formas más limpias y sostenibles de producir y consumir energía. Transición que ha de ir acompañada de nuevas formas de utilizar los recursos naturales y de tomar decisiones que afecte al medioambiente.

Como una de las principales estrategias para hacer frente al cambio climático y al calentamiento global, la descarbonización pretende:

  • Reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Esto se logra a través de mejoras en la tecnología, reestructuración de procesos industriales y la adopción de energías renovables. Principalmente, reduciendo la contaminación.
  • Minimizar el impacto ambiental. Optando por energías renovales, reduce el uso de combustibles fósiles y, por lo tanto, los efectos secundarios de su combustión.
  • Mejorar la calidad de vida de las personas. Si contaminamos menos, mejora la calidad del aire y, con ella, la salud y el bienestar de todos.

Existen diferentes opciones para descarbonizar el planeta, desde el uso de energías renovables, la reducción de la demanda de energía, la mejora de la eficiencia energética, el uso de combustibles fósiles más limpios, hasta el aumento de la reforestación y los programas de captura y almacenamiento de carbono, entre otros.

No obstante, la acción clave para lograr una descarbonización eficiente pasa por la adopción de energías renovables, como la energía solar, eólica y geotérmica. Estas energías son limpias, no contaminan el aire y no emiten dióxido de carbono. Además, son energías renovables, lo que significa que no se agotan como los combustibles fósiles.

Por otra parte, su adopción, ayuda a reducir la dependencia de combustibles fósiles y, por supuesto, a mejorar la eficiencia energética y a reducir el impacto del cambio climático.

Cabe destacar que la descarbonización es un asunto global, que requiere de la colaboración y participación de múltiples actores con intereses de todo tipo, incluyendo a los gobiernos, las empresas y, en general, a toda la sociedad. 

Cómo afecta la descarbonización a la industria manufacturera

La industria manufacturera es un sector especialmente impactado por la necesidad de la descarbonización. Principalmente, porque la mayoría de procesos industriales de manufactura usan combustibles fósiles para producir la energía que necesitan en sus productos.

La descarbonización en la industria manufacturera requiere de grandes cambios en las infraestructuras y tecnologías que utilizan para producir, transportar y almacenar energía. Esto se traduce en grandes inversiones económicas para adaptar sus procesos, operaciones, maquinaria, etc. a la reducción paulatina de emisiones.

Además de los costes de inversión y operación, la industria manufacturera debería adaptarse a las regulaciones y adaptarse a los nuevos patrones de consumo más sostenibles, lo que implica también grandes desafíos culturales y estructurales.

No obstante y, a pesar de la complejidad de la descarbonización en la industria manufacturera, la transición a las energías renovables es muy atractiva para la industria a largo plazo. Ya que, reducir las emisiones de CO₂ tiene operaciones más eficientes y en mayor productividad como resultado y, por lo tanto, mayor capacidad para generar ingresos.

Por otro lado, también puede ayudar a mejorar la competitividad de la industria manufacturera, reduciendo costes de energía, de producción y de mantenimiento, una vez amortizada la inversión inicial.

Descarbonización y ERP

La buena noticia ante la complejidad inicial de la descarbonización es que la tecnología puede hacer el proceso mucho más ágil y cómodo.

En concreto, los ERPs, esas herramientas clave en cualquier negocio porque gestionan procesos y recursos, desempeña un papel importante en la descarbonización de los negocios. Esto se debe a que esta herramienta puede ayudar, por ejemplo, a la industria manufacturera a identificar y cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a tus operaciones.

En concreto, algunas de las funcionalidades que pueden realizar los ERP para apoyar el proceso de descarbonización de cualquier negocio incluyen:

  • La medición detallada y seguimiento de las emisiones. A partir de un módulo específico, los ERP son capaces de medir y hacer un seguimiento detallado de las emisiones asociadas a las operaciones y actividades de una empresa.
  • La monitorización del consumo de recursos. Los ERP también pueden integrar módulos de monitoreo de energía para contabilizar el consumo energético de un negocio.
  • El análisis y la gestión de datos. A partir de la información recopilada, el ERP puede almacenarla y analizar para extraer los datos necesarios, relacionados con sus operaciones y actividades. De este modo, permite identificar áreas de mejora en términos de eficiencia energética y reducción de emisiones.
  • La gestión de la cadena de suministro. Además, un ERP es capaz de generar los reportes convenientes para evaluar y optimizar los procesos logísticos y de transporte.

En resumen, la descarbonización es un desafío importante para muchas empresas, pero gracias a la tecnología y, en particular, a los ERP, puede simplificarse en gran medida.

Y es que, al incorporar sus funcionalidades específicas, los ERPs ayudan a medir, monitorear, analizar y optimizar las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de recursos de forma automatizada y detallada. De esta manera, facilitan que los negocios avancen hacia modelos de actividad más sostenibles y contribuyen en la lucha contra el cambio climático.

Política de privacidad