Avenida Barcelona, 152-154 | Igualada | Barcelona

¿Qué es la empresa inteligente?

Qué es la empresa inteligente

Como dijo Stephen Hawking, la inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio. Es muy habitual atribuir cualidades humanas a las empresas, así que ¿por qué no hablar de empresa inteligente

El camino para que la empresa sea inteligente es la digitalización. En las empresas inteligentes se trabaja con información en tiempo real, que se obtiene al conectar una plataforma de tecnología de negocios, una suite de aplicaciones y una solución de gestión de experiencias. 

Además de aplicar innovación tecnológica, las empresas inteligentes se caracterizan por aprender sobre la marcha, pivotando con flexibilidad para poner en práctica lo que aprenden y adaptarse a los cambios. Es decir, es el resultado de sumar digitalización y flexibilidad.

¿El resultado? Una capacidad de crecimiento y mejora constantes que llevarán a la empresa a liderar su sector de mercado.

Veamos en qué consisten las soluciones tecnológicas que utilizan las empresas inteligentes y lo que son capaces de aportar. 

Plataforma de tecnología de negocios, potenciando la innovación en la empresa inteligente

En muchas empresas se trabaja en el momento actual con un complejo ecosistema en el que están conviviendo diferentes sistemas operativos y herramientas de diversos proveedores, cada una con sus propios procesos y operando de forma independiente.

La optimización está en la digitalización, en combinar diferentes tecnologías para integrar los procesos y los datos creando un ecosistema con soluciones capaces de unificar toda la información.

Las plataformas de tecnología de negocios permiten a las empresas moverse a través de los cambios rápidos que vive el mercado, potenciando su transformación y capacidad de adaptarse e innovar. 

Este tipo de plataformas digitales engloban una amplia gama de procesos a través de todo el sistema empresarial, e incorporan diferentes tecnologías como Learning Machine o Big data

Gracias a la aplicación de estas tecnologías, se optimizan los procesos de negocio, se mejora y agiliza el proceso de toma de decisiones y, en resumen, se potencia un crecimiento sostenible en el tiempo.  

Aplicaciones, los extras de la optimización

Dentro del ecosistema empresarial, cada una de las áreas clave del negocio tiene diferentes objetivos y también diferentes indicadores de desempeño. 

Gracias a la digitalización es posible aplicar las nuevas tecnologías, que aportan diferentes soluciones para optimizar cada uno de los procesos del negocio. 

Así, un CRM (Customer Relationship Management o software de gestión de clientes) permite mejorar la experiencia de los clientes mediante la personalización y las mejoras en la gestión de la información, lo que se traduce en el aumento de las ventas y de la fidelidad. Una solución de software de la cadena de abastecimiento permitirá mejorar la planificación y agilizar las operaciones logísticas al tiempo que disminuye su coste.  

La empresa inteligente y sus ventajasSegún sean las necesidades de la empresa, también es posible optimizar la gestión de los recursos humanos utilizando una solución de software. De esta manera, no solamente se acelera y simplifica la gestión de las nóminas y las contrataciones, sino que es posible monitorizar los diferentes aspectos relacionados con el equipo humano, como el desempeño, la gestión de gastos o de los turnos de trabajo. Así se crea una base de datos cuya interpretación resultará de gran ayuda en procesos de toma de decisiones. 

En cuanto a las finanzas, integrar un ERP de servicios financieros permitirá a la empresa realizar mejores previsiones, optimizar la planificación de los recursos, automatizar los procesos y obtener tantos indicadores de analítica como sea preciso. 

La verdadera potencia de todas estas aplicaciones está en su capacidad de integración, que permite multiplicar el rendimiento global del negocio. En una empresa inteligente, se trabaja con herramientas de tecnología integradas entre sí, configurando un ecosistema que potenciará la optimización.

¿Qué es la gestión de experiencias? 

La felicidad de empleados y clientes es lo que hace exitosas a las empresas. Pero claro, es mucho más sencillo decirlo que hacerlo. 

Gracias a la digitalización, es posible obtener todo tipo de métricas. Así que siempre podemos saber qué sucede en el mercado. Lo que no es tan fácil de saber es el porqué de lo que sucede.

Cualquier herramienta de analítica, incluso la más básica, nos permitirá saber cuáles de nuestros productos triunfan o fracasan en el mercado, cuántas unidades se venden al mes, en qué momentos del año se dan los picos de la demanda… Y, aunque estos son datos que nos aportan información importante, muchas otras veces no resulta posible saber el porqué de estos resultados. 

Así puede suceder que tengamos mucha información, pero no nos aporte valor, porque nos falta contexto y no es posible interpretarla. O, por decirlo de una manera, vemos solamente una cara de la moneda. ¿Cómo conocer la otra? ¿Cómo averiguar los motivos de los cambios en los comportamientos del mercado?

La solución está en valorar de forma conjunta datos O y datos X, es decir, datos de operaciones y datos de experiencias. 

¿Qué son datos O y datos X en la empresa inteligente?

  • Los datos ‘O’ o datos de operaciones son los relativos al día a día del negocio: el número de visitas en la página web, el número de referencias de productos, la cifra de ventas de cada día… Son datos cuantitativos, y son los datos más fáciles de conseguir. 
  • Los datos X son datos de experiencias tanto de clientes como del equipo de trabajo. Pueden ser datos cualitativos o cuantitativos, y son los más difíciles de conseguir. 

Estos datos nos dan la otra versión, la de los sentimientos del cliente hacia nuestra marca y producto, y son el mejor indicador de la calidad de la experiencia que estamos brindando. Para obtenerlos, es preciso llevar a cabo el análisis de la experiencia del cliente, bien mediante encuestas o mediante otros sistemas como la captación de los comentarios sobre la empresa y el servicio.  

El análisis conjunto de los datos O y los datos X proporciona a la empresa la información que necesita no solo para detectar puntos de mejora de la experiencia de cliente, sino también para conocer los deseos de los clientes y crear productos o servicios que se ajusten a los mismos para anticiparse innovando en el mercado.

Así, la empresa inteligente son empresas digitalizadas que aprovechan los avances tecnológicos para potenciar su negocio, modificando sus procesos y su operativa para adaptarse a los cambios del mercado a la misma velocidad que estos suceden.

Solicita un presupuesto

De conformidad con la ley de protección de datos, la información que nos facilites será utilizada para contactar contigo en referencia, únicamente, a las actividades que Intarex, S.L realiza y en respuesta a tus consultas puntuales.

Política de privacidad