Avenida Barcelona, 152-154 | Igualada | Barcelona

Qué es la infraestructura digital y cómo impacta en la transformación

Infraestructura digital, qué es y cómo implementarlo

Todo negocio necesita en la actualidad tener en cuenta la innovación tecnológica como factor de crecimiento y competitividad. Ponerse al día con la transformación hace necesario crear una infraestructura digital que permita a los negocios responder a las demandas del mercado y potenciar sus resultados.

¿Qué es la infraestructura digital?

La infraestructura digital es el conjunto de equipos y tecnologías digitales que dan soporte a la gestión de datos necesaria para las operaciones de cualquier organización. De ella dependen tanto la productividad como la calidad de los productos que se ofrecen o los servicios que se prestan.

Cuando hablamos de gestión de datos nos referimos al almacenamiento, transmisión y gestión de los mismos, que se realiza a través de dispositivos como ordenadores y redes de computación. La infraestructura digital engloba hardware y software, es decir, equipos físicos y programas. Principalmente:

  • La red troncal, que conecta diferentes rutas.
  • El centro de procesamiento de datos (CPD), donde se mantienen todos los equipos necesarios para el funcionamiento de la red. 
  • Los portales de información empresarial (EIP), que enlazan la información necesaria para las operaciones del equipo de una empresa, sus socios y sus clientes.
  • El software en la nube que utiliza la empresa.
  • El hardware y los componentes necesarios.
  • Los equipos de comunicación móvil, incluyéndose las aplicaciones.

Una infraestructura digital de calidad es vital para el funcionamiento y la seguridad de la empresa, ya que facilita su gestión e incrementa la productividad de la misma.

 

¿Cómo aporta valor la infraestructura digital?

Desarrollar una infraestructura digital adecuada aporta a cualquier empresa una importante ventaja competitiva, ya que mejorará la experiencia tanto de los clientes como de los equipos de trabajo.

Los clientes están (estamos) cada vez más conectados. Exigimos un servicio competitivo y lo exigimos online. Las empresas necesitan actualizarse continuamente, aplicando las mejores tecnologías para poner al día sus herramientas y poder responder al ritmo acelerado de cambios que estamos viviendo. 

Ninguna empresa puede permitirse el lujo de quedarse atrás: la competencia está al acecho para suplir las necesidades del mercado que no hayamos podido satisfacer.

Modernizar las herramientas permite operar en los sistemas de la empresa desde cualquier ubicación y dispositivo. De esta manera, se optimiza la gestión de cada uno de los puntos de contacto con los clientes, proporcionando a los usuarios un servicio de alta calidad.

Las nuevas tecnologías también potencian el crecimiento de las organizaciones, mejorando la productividad de los equipos, permitiendo reorganizar los procesos, optimizar los productos e incluso explorar nuevas oportunidades de negocio.

La seguridad como factor

Garantizar la seguridad de las operaciones online es una de las claves de la transformación digital, ya que no es posible garantizar la continuidad del negocio en un entorno vulnerable.

Después del capital humano, el mayor valor de una empresa está en los datos, en la información que gestiona. La inversión en infraestructura digital refuerza la seguridad en la conservación y gestión de los datos, evitando errores y otros problemas de seguridad como ciberataques o virus.

Infraestructura y transformación digital

Para 2022 habrá en el mundo 29.300 millones de dispositivos conectados. La sociedad vive hiperconectada, cada vez más, lo que condiciona el futuro de los negocios. Las empresas deben tener en cuenta la transformación digital como factor competitivo determinante.

La evolución tecnológica avanza a pasos agigantados, poniendo tecnologías cada vez más sofisticadas al servicio de las empresas: big data, inteligencia artificial, internet de las cosas… 

La aplicación de estas tecnologías impacta fuertemente en la productividad y el crecimiento empresarial, pero para poder sacarles partido,es necesario empezar por lo básico: la infraestructura digital que garantice la seguridad y el buen funcionamiento de las redes y los data centers, diseñada para potenciar la fluidez de las operaciones y la seguridad de la información.

Cómo aporta valor la infraestructura digital a tu empresaHerencias que lastran

Uno de los principales frenos a la transformación digital es la falta de inversión en la modernización de las aplicaciones y los sistemas heredados de los tiempos anteriores a internet. 

A pesar de las evidencias de que el futuro es cada vez más digital, las empresas se resisten a dejar atrás aplicaciones cada vez más obsoletas y más costosas de mantener. 

Los antiguos sistemas provocan problemas de diferentes tipos: 

  • No es posible conectarlos con los nuevos sistemas: no funcionan en la nube ni ofrecen movilidad.
  • No están preparados para integrarse en un sistema que mantenga un nivel de ciberseguridad aceptable.
  • No funcionan a tiempo real, lo que ocasiona errores por falta de información.
  • Su mantenimiento implica asumir costes económicos muy elevados.

Seguir trabajando con sistemas del pasado  está lastrando la evolución y el crecimiento de muchas empresas, impidiendo los beneficios de la innovación en empresas de cualquier tamaño. 

La solución pasa por enfrentar la modernización partiendo de un estudio pormenorizado de la infraestructura existente, así como los procesos y necesidades de la empresa.

La falta de posibilidad de integración entre las plataformas más antiguas y las actuales, que es un problema operativo, funciona como ventaja a la hora de la innovación, ya que es posible emprender el proceso sin interrumpir el funcionamiento de las operaciones.    

¿Cómo es una infraestructura eficiente?

  • Está creada a la medida de las necesidades operativas de la empresa, con un buen diseño de arquitectura de sistemas.
  • Es robusta, y funciona de manera estable en cualquier situación, garantizando el ancho de banda incluso en momentos pico de la actividad.
  • Es escalable, es decir, está preparada para actualizarse y crecer a la medida que el negocio o el mercado lo requieran, sin afectar el funcionamiento de la organización.
  • Es capaz de garantizar la privacidad y la confidencialidad de la información que se gestiona en la red.

 Según los expertos, implementar una sola herramienta que sea capaz de modernizar varias tecnologías y procesos, es vital para el éxito de la transformación digital, ya que permite importantes ahorros de tiempo y dinero. 

La clave es concebir la transformación como un proceso transversal, en el que la infraestructura digital tiene el papel protagonista. 

En Intarex podemos proporcionarte todo el asesoramiento que precises sobre infraestructura digital y transformación digital. Tenemos más de 25 años de experiencia en el desarrollo a medida de soluciones tecnológicas para PYMES, y trabajamos con las plataformas líderes del mercado.  

Solicita un presupuesto

De conformidad con la ley de protección de datos, la información que nos facilites será utilizada para contactar contigo en referencia, únicamente, a las actividades que Intarex, S.L realiza y en respuesta a tus consultas puntuales.

Política de privacidad